La revista Restaurante Evo es una publicación especializada en el mundo de la hostelería, particularmente en productos gourmet y restauración de calidad para todos los bolsillos, analizando los productos de mayor nobleza en la gastronomía para su uso doméstico y los establecimientos más recomendables para disfrutar de una cocina de calidad gracias al origen óptimo de las materias primas con las que los restaurantes elaboran su cocina. →']);" class="more-link">Sigue leyendo

Comida rápida versus comida basura

PizzaOven pizza-7

Hoy en día hay una cultura de comida ecológica en la que creo verdaderamente porque comer todos los días a base de cocina basura no puede ser ni es sano. La dieta mediterránea es una dieta muy equilibrada que contiene todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita y que puede mantenerte en forma y muy saludable, sin embargo nosotros, los mediterráneos, seguimos recurriendo a diario a comida basura y esto hace mella en nuestro organismo y nuestra salud en general.

Sin embargo, desde aquí, nuestra revista Evo, quiero que os planteéis lo siguiente: hidratos de carbono, proteínas, lácteos, verduras, glucosa, todo único e una única comida ¿Puede ser eso algo insano?

Y es que en ocasiones confundimos comida rápida con comida basura porque de lo que estaba hablando anteriormente es de la pizza mediterránea, un manjar italiano importado hasta nuestra tierra que contiene todo lo necesario para hacer una comida equilibrada y con los mejores ingredientes sacados de nuestros entorno. Pero claro, no podemos hablar de todas las pizzas en este sentido ya que las congeladas, las que llevan aditivos en la masa, las que rellenan de miles de productos artificiales para que tengan mejor aspecto o duren más dentro de la nevera, todas esas no son sanas.

Hace poco tiempo conocí a un hombre que llevaba muy a rajatabla el tema de la alimentación, era muy deportista y se fijaba mucho en todo lo que comía y causó un gran choque en mi mente el hecho de que acabara de inaugurar una pizzería en el centro de la ciudad así que no pude reprimirme y acabé preguntando. Él me abrió los ojos: el hecho de no tener tiempo para cocinar un buen cocido no significa que debas comer basura o el hecho de que te guste un tipo de comida no debe significar que tengas que comerla de mala manera. Todos los ingredientes de las hamburguesas son saludables, y los de las pizzas o los perritos calientes, el problema es que debes saber lo qué comes tenga la forma que tenga o venga de donde venga.

Antonio, así se llamaba el hombre con el que conversé, me habló de Islineto, una empresa que se dedica en cuerpo y alma a suministrar todas las necesidades de pizzerías y restaurantes italianos. Se trata de una empresa líder en la distribución de suministros y maquinaria de pizzería a nivel nacional.

Ellos son los responsables que conseguir los mejores hornos para pizzerías, los que realmente cuecen la masa como antaño y hacen que sepan a pizza casera y no a pizza congelada.

Y es que, sinceramente, tenía asociadas las pizza sy las hamburguesas, entre otras comidas, a la típica comida basura y no me daba cuenta de que esta comida rápida puede ser tan saludable como cualquier otra si se toma con buenos ingredientes y en su justa medida junto al resto de nutrientes que tu organismo necesita.

No podemos demonizar algo sin conocerlo realmente y sin pararnos a pensar los beneficios que puede aportarnos sólo porque lo hayamos encasillado dentro de un sector y desde aquí hago un llamamiento a todos aquellos restaurantes de comida rápida para que utilicen ingredientes y maquinaria de calidad que hagan que nuestra comida siga siendo nutritiva y equilibrada.

La limpieza, factor crucial para la hostelería

Contratar empresas de limpieza en Gijón, Valladolid, Bilbao, Valencia, A Coruña, Barcelona, Madrid, etcétera es un requisito imprescindible para el correcto mantenimiento de un local de hostelería y el consiguiente desarrollo de su actividad comercial. El contacto directo con el público, la manipulación de alimentos y la concentración de posibles focos infecciosos son varios de los numerosos factores que hacen de la hostelería un sector económico especialmente sensible a los riesgos sanitarios, lo que provoca que el control específico de este campo por parte de la administración sea particularmente estrecho.

La limpieza tiene como objetivo erradicar la suciedad visible, los restos orgánicos y los desperdicios de cualquier clase que puedan acumularse en el negocio a causa de su actividad cotidiana. Ha de acompañarse necesariamente de un proceso de desinfección posterior, consistente en la reducción al mínimo de los microorganismos contaminantes que puedan afectar a los alimentos o a la estancia general de los usuarios. Estas innegociables medidas de seguridad deberían quedar a cargo de una persona de la plantilla en concreto o bien delegarlas en especialistas como la empresa de limpieza en Gijón Limpiezas a domicilio Gijón.

Esto es así ya que, para este desempeño, urgen conocimientos clave en métodos de limpieza, tipos de detergentes y su uso, medidas de prevención de riesgos laborales concretas y, si fuera necesario, laClean Home 2 adopción de ulteriores medidas correctoras. La confección por escrito de un plan de limpieza propio puede contribuir al mejor desarrollo de esta tarea, que determine pasos concretos como la eliminación primera de la suciedad más visible para despejar la superficie a limpiar en profundidad, el enjuague con agua caliente para preparar el terreno y la posterior aplicación de productos detergentes y desengrasantes, que han de escogerse en función de su potencia de limpieza, marcada por su grado de concentración. Después correspondería el turno de proceder al aclarado para retirar los restos de detergente y ultimar la limpieza, seguido de la mano de desinfectante requerida para la supresión de microorganismos infecciosos y, de nuevo, otro aclarado que impida el acceso de residuos orgánicos o de estos productos de limpieza a los alimentos. Para ello es también necesario realizar una labor de secado, preferentemente acometida con materiales desechables y de un solo uso. Respecto a la cubertería y los objetos destinados al consumo de alimentos, el uso de lavavajillas es ineludible. Se han de seleccionar además temperaturas elevadas -de alrededor de 65 grados y de 85 en el caso del aclarado-, ya que son más eficaces en la eliminación de bacterias.

Aparte de este procedimiento esencial de limpieza, hay una serie de consejos que el gestor del acondicionamiento sanitario del negocio bien haría en tener en cuenta. Por ejemplo, conservar los productos en su envase original, sin trasvasarlos a otros que puedan alterar sus propiedades negativamente. Los útiles de limpieza, como las escobas, fregonas, bayetas, cubos, etcétera, han de estar en buenas condiciones, guardarse en un espacio alejado de las zonas de manipulación o almacenamiento de alimentos y renovarse siempre que sea necesario. Un útil de limpieza en mal estado puede contribuir a propagar un foco infeccioso en vez de erradicarlo. De ahí que el empleo de materiales de un solo uso sea conveniente siempre que sea posible.

La frecuencia en las labores de limpieza es otro elemento a tener en cuenta. Toda aquella superficie, utensilio o maquinaria que entre en contacto directo con los alimentos debe someterse a una limpieza y desinfección diaria. Respecto de otras secciones, como almacenes, cámaras, frigoríficos o despensas, así como las instalaciones generales (suelo, paredes, cristalería, techo,…) admiten un lapso de tiempo mayor, si bien debe ser determinada por el responsable del ramo con el mayor rigor posible según las funciones de la estancia, el tipo de material manejado, el volumen de alimento procesado,…. El control de esta frecuencia es, por tanto, ineludible, recurriendo a análisis periódicos si fuese menester. Porque, asimismo, este control preciso fomenta la incorporación de posibles medidas correctoras en caso de que las tareas de limpieza no cumplan con suficiente eficiencia su objetivo.

Riesgos laborales en los restaurantes

En un restaurante como en todo trabajo pueden correrse riesgos laborales y darse accidentes laborales que vayan desde un simple corte a una seria quemadura. Por ello es básico como en todo negocio contar con abogados laboralistas y especialistas en empresas como este gabinete de abogados en Sevilla, para tener todo bajo control en nuestros restaurantes.

Por accidente de trabajo se entiende cualquier incidente que ocasiona lesiones, incapacidades o incluso la muerte de una persona a causa de su trabajo o que suceden en este espacio. En cuanto a riesgos laborales, son los hechos que pueden ocasionar estos daños, así como las probabilidades de que puedan darse en nuestro lugar de trabajo. Ante esto la prevención de riesgos laborales trata de minimizar estos para que se ocasionen los mínimos accidentes posibles. Se trata de consejos, técnicas que permiten que el trabajador pueda evaluar y evitar cualquier incidente peligroso.

La legislación recoge lo relativo a los riesgos laborales, indicando que es una obligación de los empresarios mientras que la información y los cursos de riesgos laborales son una necesidad para los trabajadores. Su incumplimiento ocasionará sanciones que pueden llegar a ser de carácter penal.

Los accidentes pueden deberse a una actitud por parte del personal o estar ocasionados por instalaciones u otros factores del propio lugar de trabajo. Mientras que en lo relativo a los trabajadores lo más adecuado es mantener siempre una constante comunicación, e información, ubicando a los trabajadores en los puestos más adecuados para ellos, o reubicándolos si no se adaptan a las condiciones. Por su parte en los puestos de trabajo todas las instalaciones deberán encontrarse limpias en todo momento, al día, sin deterioros, con todas las revisiones en regla y con manuales de uso visibles o al alcance de los trabajadores, pues muchos de los accidentes suelen darse por una incorrecta utilización.

Aunque los accidentes que suelen darse en la cocina no tienden a ser de elevada gravedad, como en construcción, si que por el contrario son más frecuentes que en otros sectores. Los cortes con cuchillos, tijeras y demás utensilios de cocina diseñados para cortar es el incidente más frecuente que sufren los cocineros. Por ello todos los utensilios de cocina deberán estar perfectamente afilados y en perfectas condiciones.

Las quemaduras son otras de las lesiones más frecuentes de todos aquellos que pasan el día en la cocina. Para ello es fundamental mantener siempre la atención y el orden en la cocina, sobre todo si van a verterse líquidos a altas temperaturas, y utilizar de manera frecuente guantes para manipular recipientes calientes.

Es importante también tener en cuenta que muchos sueles pueden ser bastante resbaladizos, no sólo por su material si no porque caigan líquidos o demás sustancias que puedan ocasionar caídas de alguno de los trabajadores. Para ello manetener siempre limpio el suelo, visualizar claramente zonas húmedas o recién fregadas y contar un calzado adecuado antideslizante que impida las caídas además de ayudar a la circulación, dado el tiempo que los cocineros suelen pasar de pie.

Si se sufre algún accidente laboral lo más acertado es ponernos en comunicación con un abogado laboralista que pueda guiarnos en el proceso administrativo o judicial que deberá llevarse a cabo.

Intolerancias alimentarias: un mal cada vez más presente

Debido al avance de la ciencia y en medida consecuencia de nuestros nuevos hábitos de consumo y fabricación de alimentos, cada vez es más elevado el índice de persones que sufren algún tipo de intolerancia o problema alimenticio. Realizar un test de intolerancia alimentaria es ya posible en un buen número de farmacias y centros alimenticios, lo cuales significa el primer paso a tener en cuenta.

La intolerancia alimentaria es un reacción que nuestro organismo produce al entrar en contacto, es decir, cada vez que ingerimos un determinado alimento. En relación a la tipología de esta reacción puede darse una intolerancia metabólica o inespecífica. La primera tendrá lugar en organismos que funcionan de una manera incorrecta. Es decir es nuestro organismo el que debido a una serie de factores no logra sintetizar o metabolizar bien dicho alimento. Este es el caso de la tan frecuente intolerancia a la lactosa, donde la enzima encargada de sintetizar dicho azúcar presente en la leche y sus derivados no se encuentra en nuestro organismo. En cuanto a las segunda, también designada alergia alimentaria, se da en organismos sanos que simplemente no admiten cierto alimento, más concretamente alguna manera de prepararlo. Su mala asimilación produce efectos nocivos en el cuerpo que pueden ir desde síntomas graves como asfixia o inflamaciones a dolores de cabeza o de estómago, siendo muchas veces provocadas no por el alimento en sí si no por alguna forma concreta de prepararlo o ingerirlo. Estas dada su aleatoriedad son más complicadas de detectar en general que las intolerancias metabólicas.

Como hemos dicho la ingesta continuada de alimentos que no pueden ser bien asimilados or nuestro cuerpo puede producir en nosotros diversos trastornos que pueden ir desde los clásicos problemas gastrointestinales a problemas cutáneos e incluso neurológicos, entre otros… Es muy frecuente que estas sustancias que nuestro cuerpo detecta como nocivas deriven en problemas de sobrepeso u obesidad, siendo clave detección para poder llevar a cabo una dieta exitosa.

La forma de detectar si sufrimos algún problema derivado de una intolerancia alimentaria es a través de un test que lleva este mismo nombre, test de intolerancia alimentaria. Para ello debemos ponernos en manos de un profesional médico que pueda guiarnos en el diagnóstico y en el tratamiento una vez obtenidos los resultados, sobre todo a la hora de detectar problemas metabólicos como pueden ser la intolerancia a la lactosa o problemas tan frecuentes con la glucosa con el alto número de celiacos que existen en la actualidad. Este nos inicará la mejor manera de poder seguir con nuestro ritmo de vida habitual y nos advertirá de todo aquello que puede resultar nocivo para nuestro organismo.

En cuanto a alimentos que puedan estar siendo rechazados por nuestro organismo o que no nos permitan adelgazar, esta prueba puede realizarse de manera rápida a través de clínicas de nutrición o solicitándolo por ejemplo en farmacias de Barcelona. A través de este análisis podremos saber alimentos nocivos para nuestro cuerpo, aquellos que no son aconsejable así como los más adecuados para nuestro organismo.

Alimentación en la tercera edad

Durante el envejecimiento de nuestro organismo muchos cambios se producen en él que hacen que tengamos que tener una atención especial sobre nuestra alimentación, desde problemas bucales, donde posibles dentaduras postizas puedan hacer que la ingesta de algunos alimentos sea más dificultosa de lo normal, hasta problemas de colesterol, pérdida muscular, densidad ósea o la hipertensión afectan de manera más directa a nuestros mayores. Para ello tener una vigilancia permanente sobre sus comidas, pisos tutelados o centros de día, puede ser la opción ideal para saber que nuestros mayores tienen la alimentación que se merecen.

Pasados los 65 años se considera que las personas entran en la llamada tercera edad. Como tal se refiere al proceso natural de envejecimiento, en el que nuestro cuerpo y nuestro organismo comienza a sufrir una serie de cambios que deberán ser tenidos en cuenta para hacer de nuestra vejez una etapa saludable y feliz.

Rueda_de_los_alimentos

En la tercera edad es evidente que nuestro ritmo de vida desciende y que nos volvemos más sedentarios, al tiempo que nuestro organismo se ralentiza. Por ello es aconsejable reducir el aporte calórico diario a partir de cierta edad. Lo recomendable es 2400 kcal. para varones de más de 60 años de edad y 2000 kcal para mujeres, con una reducción de esta cantidad por cada década.

Por ello se recomienda no abusar de los fritos, además perjudiciales para el colesterol, la bollería industrial o los platos muy pesados.

En cuanto a grasas, no deberán ser nunca eliminadas por completo de la dieta, pero será mejor optar por monosaturadas, presentes por ejemplo en el aceite de oliva.

Los lácteos serán un elemento clave también en la alimentación de los más mayores, dado el aporte extra de calcio que necesitan. Pero nuestro consejo es ingerir siempre desnatados o bajos en calorías para al mismo tiempo combatir el exceso calórico en el cuerpo.

En cuanto a las proteinas, será imprescindible ingerir tanto animales como vegetales, a través de frutos secos o legumbres. En cuanto a las primeras, serán más saludables las carnes blancas propias de las aves como el pavo que las rojas, mucho más grasas.

La rutina, la inactividad o la soledad que se dan en muchos casos durante la vejez puede hacer que muchos de nuestros mayores descuiden su alimentación por el mero hecho de no tener ganas de cocinar o fuerzas para acudir cada día o semana al mercado. Es por ello que desde centros especializados en geriatría cuentan con las opciones de centros de día, donde nuestros familiares puedan degustar de una cocina pensada en exclusiva para ella, ejemplo de ello algunas residencias de Barcelona. Otra opción muy aconsejable si no quieren desplazarse o se encuentran más cómodos en casa es contar con la ayuda de personal cualificado encargado de tareas como hacer la compra y la comida, a través del servicio de pisos asistidos en Barcelona.

Ellos tendrán en cuenta estas y muchas otras consideraciones imprescindibles en la alimentación de personas mayores. Los cereales deberán ser siempre incluidos en la dieta, de manera diaria al igual que no deberá ser dejado en consideración la importancia de mantenerse hidratado, no solo en verano. Beber 2 litros de agua al día es lo recomendable por los médicos.

Y sobre todo seguir comiendo de todo y disfrutando de comidas en compañía que mantengan viva la actividad y la sociabilidad de nuestros mayores.

Los efectos de la comida basura en tu salud

Salir a comer fuera no siempre es sinónimo de tomar platos saludables ni se trata de algo que tenga que ver con el precio que vamos a pagar por la comida. Por ejemplo, podemos comer de menú en pequeños restaurantes o bares de nuestras ciudades donde la comida es casera y de lo más tradicional, siguiendo incluso la dieta mediterránea. No hace falta pagar por platos de una carta elaborada donde también cuenta, y mucho, la decoración del local y el grado de exclusividad del mismo. No, para comer mal hay otro tipo de restaurantes, los denominados de comida rápida. Donde acudimos cuando apenas tenemos tiempo por el trabajo o simplemente por gusto. Además, quizás influye también lo que nosotros vamos a pedir, ya que existe la otra variante, la de ir a comer a un buen restaurante y decantarse por el plato con más grasa o menos saludable de toda la oferta. Pero tenemos que ser conscientes entonces de los efectos que este tipo de comida tiene sobre nuestra salud.

Comer de forma insana trae graves consecuencias, y más si se hace forma muy reiterada y con muy poca cadencia en medio, entre ingesta e ingesta, ya que el organismo acepta todos los alimentos, pero con moderación. Es más, este tipo de comida puede incluso provocar adicción, ya que según algunos investigadores los platos con muchas grasas y azúcares llegan a producir cambios bioquímicos en el cerebro, como si fuesen drogas. Además alteran la percepción del sentido del gusto, ya que llevan fuertes aditivos o condimentos para potenciar el sabor y el estimular el apetito. También llevan una mayor cantidad de sal, ya que el sodio es un buen conservante.

Otra de las consecuencias de este tipo de alimentos es el exceso de peso o el favorecimiento de la obesidad, algo que se está empezado a ver ya también en los niños, ya que contienen muchas más calorías de las que se necesitan en una simple comida, y no por esta se dejan de hacer las demás. Las enfermedades del corazón, la diabetes, las caries o la celulitis son otras de las posibles consecuencias de ingerir este tipo de alimentos.

farmaciauniversal

Si te encuentras mal tras ingerir comida basura, acude a una farmacia para que te den algo que alivie un poco tu digestión.

Las grasas son especialmente las que aumentan estas calorías. Estas, junto con otros tipos de ingredientes que se usan para elaborarlos, como los aceites, la manteca o las salsas, elevan los niveles de colesterol en sangre y provocan también digestiones difíciles, ya que normalmente se cocinan a base de fritos, rebozados o empanados. Acabar en una farmacia 24 horas es común entre todos aquellos que abusan de este tipo de alimentos.

En general, debemos ser conscientes de que todos los alimentos son potencialmente perjudiciales para la salud, pero depende del abuso o el consumo que hagamos de ellos. Por ejemplo, las frutas son de lo más saludable que podemos incorporar a la cesta de la compra, pero si abusásemos de ellas o solamente nos alimentásemos con ellas, se convertirían en perjudiciales por todo el azúcar que contienen y porque nuestro cuerpo estaría dejando de consumir otro tipo de alimentos necesarios para una buena salud, como pueden ser las verduras, las proteínas de la carne y el pescado o las legumbres, la pasta y el arroz. Pasaría lo mismo con las bebidas, una copa de vino en las comidas es buena, pero un exceso de alcohol en sangre puede tener graves daños para nuestro organismo.

Todos estos tipos de efectos o las enfermedades asociadas no siempre se deben solo al consumo de esta variedad de comida, sino que normalmente van asociados también a otros factores o al tipo de vida que llevamos y al ejercicio que practicamos, pero sí es cierto que debemos tener mucho cuidado con el abuso de estos alimentos ya que son un factor principal en el desarrollo de enfermdades.

Cuida lo comes y cuidarás tus dientes

La erosión dental consiste en la pérdida del tejido dental duro que se encuentra en la superficie de los dientes. Se produce principalmente por la ingesta de alimentos y bebidas ricos en ácidos.

A nadie le resulta agradable someterse  a unos implantes dentales en Albacete, a una periodoncia en Palencia ni a acudir a una clínica dental en Barcelona.

Por ello es aconsejable no tomar este tipo de alimentos durante el día, ingiriéndolos en todo caso durante las comidas principales, evitando el cepillado de los dientes inmediatamente después de la ingesta, ya que cepillar en presencia de ácidos puede favorecer el desgaste. En lugar de esto, tras la comida con ácidos es aconsejable masticar chicle sin azúcar.

Es muy importante tener unos buenos hábitos de comidas, es decir, tener un horario fijo en lugar de estar ingiriendo continuamente y picando entre horas.

Acudir a revisiones periódicas (cada seis meses) es fundamental para prevenir problemas mayores de salud dental.  

La gastronomía del cannabis

La normalización y aceptación del consumo del cannabis se está extendiendo en el mundo occidental, reconociendo que su consumo no es más perjudicial que el del alcohol y que posee propiedades terapéuticas.

Aceptada en Uruguay, vista como sustancia de consumo habitual en España y fijándonos en su usual ingestión en cultural cercanas como Marruecos o Asia, era cuestión de tiempo empezar a utilizarla en la gastronomía y a empezar a valorarla como ingredientes con propiedades culinarias propias.

Del armario de cultivo al plato hay algunas cuestiones que debemos plantearnos. Hemos de tener en cuenta la importancia de la dosis, para no obtener efectos posteriores indeseados ni que nuestra cocina huela a porro, por lo que es importante seleccionar qué tipo de platos o alimentos aderezaremos con este condimento. Por ejemplo, podemos infusionarlo en aceite de oliva a igual que se hace con otras hierbas como la albahaca, o mezclarlo con la mantequilla y utilizarlo para aliñar platos y ensaladas.

el sabor que aporta la marihuana a los platos es herbáceo, debido a la clorofila de la planta. Por otra parte, el hachís es más terroso y posee otros matices en la comida.

Lo más importante de esta cuestión en no habituarse a utilizar la marihuana en la cocina de forma habitual, ya que sus efectos a largo plazo implican trastornos psíquicos y unas ganas irrefrenables de comer, además normalmente sin ningún criterio culinario, ya que la marihuana posee el efecto de potenciar los sabores, y puede lograr que comamos cualquier porquería sintiendo que estamos comiendo a nivel de gourmet. Para no terminar atiborrándonos de bollería industrial o aperitivos salados cargados de grasas saturadas es importante tener a mano comidas saludables de las que echar mano en eses momentos de atracón.

Fuente: elcogollo.com

Maridaje: con qué vino acompañar las comidas

El vino es uno de los elementos clave de nuestra gastronomía. Aprender a maridar o casar los diferentes tipos de vino con cada alimento nos ayudará a realzar la experiencia placentera de la comida. El maridaje se basa en que las texturas y el sabor de los vinos y los alimentos reaccionan de manera distinta al mezclarse, con lo que es importante combinarlos adecuadamente. Ya las tradiciones culinarias aconsejaban las mejores combinaciones de platos y vinos. Hoy esto se considera un arte, que ejercen los sumilleres de los restaurantes (proponiendo a los clientes los maridajes más adecuados), y que los servicios de catering en Madrid y cualquier otra ciudad cuidan especialmente. Los maridajes se establecen mediante la complementariedad entre los alimentos y el vino, pero también con el contraste. El objetivo final es siempre despertar sensaciones nuevas. ']);" class="more-link">Sigue leyendo

Cómo publicar tu propio libro de recetas

file2091334350510Si te encanta la cocina, cuentas con infinidad de recetas que deseas compartir, pero no sabes cómo publicar un libro de recetas, has de saber que es mucho más sencillo de lo que piensas.

  1. En primer lugar, debes tener claro que dispones de la materia prima necesaria: las recetas. Aunque parezca una obviedad, has de asegurarte que las recetas que quieres incluir en tu libro están completas, con las cantidades exactas de los ingredientes, con cada procedimiento explicado de manera sencilla paso a paso y con imágenes de los platos preparados y/o de los procedimientos. →']);" class="more-link">Sigue leyendo

La manipulación de los alimentos

salt and pepper

La manipulación de alimentos no consiste únicamente en lavarnos las manos cada vez que vayamos a tocar la comida, sino que recoge una amplia gama de acciones que debemos llevar a cabo en el hogar y más aún si regentamos un negocio de hostelería.

Desde la limpieza semanal de las cámaras frigoríficas y vinotecas hasta la periódica sustitución de utensilios de cocina que se degradan, como sartenes, ollas, cubiertos, tapones para vino, decantadores… La higiene de todo aparato que esté en contacto con la comida resulta indispensable y fundamental.

Si tenemos un negocio, la utilización de algún software de alimentación o de hostelería nos puede resultar muy útil para llevar un inventario tanto de los alimentos como de los utensilios de cocina, fecha en la que fueron comprados, estado de conservación, avisos de cuándo es pertinente sustituir un aparato o utensilio según su vida útil… Y es que asegurarse del perfecto estado de los aparatos y utensilios de nuestra cocina puede marcar la diferencia entre un alimento sano y sabroso y el de otro contaminado con partículas de metal, materiales antiadherentes u olores de otros alimentos. →']);" class="more-link">Sigue leyendo